Menos de 400 votos ‘inútiles’ a Vox dieron el escaño del PP a Bildu en la tierra de Abascal

Vox sumó 5.587 votos, muy lejos del corte que les hubiera permitido acceder a un diputado, pero hubiera bastado que 384 votantes de Santiago Abascal lo hubieran hecho por el PP para que los proetarras no alcanzaran este escaño en el Congreso.

Sólo 383 votos. Es la diferencia que permitió hacerse a EH Bildu con el escaño al que aspiraba el secretario de Organización del PP, Javier Maroto. Los bilduetarras sumaron 24.867 sufragios frente a los 24.304 del PP.

El de Álava es un ejemplo paradigmático de cómo el fraccionamiento de las ofertas de centroderecha terminó dañando sus intereses electorales y, en este caso, favoreciendo a los proetarras.

Vox sumó 5.587 votos, muy lejos del corte que les hubiera permitido acceder al cuarto diputado que se repartía en Álava, pero hubiera bastado que 384 votantes de Santiago Abascal lo hubieran hecho por el PP para que los proetarras no alcanzaran este escaño en el Congreso de los Diputados.

No sólo los votos del PP y Vox acabaron sin representación en Álava. También los 7.039 alcanzados por Ciudadanos. De tal forma que las tres fuerzas de centroderecha enviaron a la papelera 36.930 sufragios. Cantidad que, de haberse presentado bajo una candidatura conjunta, hubiera situado al centroderecha como tercera fuerza en Álava, sólo por detrás del PSOE (39.595 votos) y el PNV (40.199) y por delante de EH Bildu y Podemos.

Se da la paradoja de que Álava es el territorio donde Abascal ha protagonizado gran parte de su actividad política. Aunque nacido en Bilbao, el presidente de Vox procede de una familia de Amurrio y fue en este pueblo donde vivió toda su juventud, donde conoció la amenaza de ETA y donde, como ha reconocido, ha sido más feliz.

Ninguno de los tres partidos del centroderecha han obtenido representación en el País Vasco, pese a sumar más de 162 votos. Álava era la única provincia donde estaban cerca de alcanzarlo.

El ascenso de EH Bildu es uno de los datos más significativos de las elecciones generales. Han pasado de 2 a 4 escaños en la Carrera de San Jerónimo tras crecer en más de 60.000 votos desde 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *