pide a Torrent excluir la opción del «no» en la votación

El PSC maniobra para evitar el ridículo de Pedro Sánchez. Tras anunciar el presidente del Gobierno a bombo y platillo que Miquel Iceta sería el próximo presidente del Senado, los socialistas se han encontrado con el bloqueo total de los independentistas en el Parlament. Votarán en contra de Iceta, lo que ha llevado al grupo socialista a solicitar al presidente de la cámara, Roger Torrent, que la votación se haga mediante papeleta, ya que esa opción «no permite el voto negativo» y es el único sistema que evitaría «un resultado imposible» y de «bloqueo político».

«La votación por papeleta no es sólo el instrumento de votación más adecuado a la naturaleza de este acto parlamentario -la designación de un senador-, sino también aquel que garantiza que el tramite de ratificación no pueda ser convertido de forma arbitraria en una fórmula de bloqueo político al candidato, no fundamentada en causas objetivas», dice el texto que el PSC ha mandado a Torrent.

Este tipo de votación implica que, al igual que cuando se elige a los miembros de la Mesa del Parlament, los diputados sólo pueden depositar una papeleta con el nombre del candidato propuesto o en blanco. Si escriben cualquier otra cosa, el voto se considera nulo.

Los socialistas defienden que, si el candidato reúne las condiciones de elegibilidad, «como sin discusión posible es el caso», la no ratificación por parte del pleno por motivos políticos «es contraria a la letra y el espíritu» de la norma que regula como se hacen las designaciones de los senadores autonómicos, e iría en contra «del derecho del grupo, del candidato y de la misma finalidad de la norma».

Y es que, en la carta que firma la portavoz parlamentaria socialista, Eva Granados, el PSC defiende que el nombramiento de los senadores «no es una decisión discrecional del Parlament», sino que, de acuerdo con el artículo 61.a) del Estatut, la designación de los senadores que representan a la Generalitat se tiene que hacer «de forma proporcional al número de diputados de cada grupo».

«Ciertamente, hace falta que el pleno se pronuncie al respecto, pero esa decisión no puede ser en ningún caso libérrima y nunca puede ser usada como forma de bloqueo de la propuesta de sustitución que formula el grupo parlamentario en el que se produce la vacante», continúa la carta.

En virtud de estos argumentos, el PSC rechaza que la designación de Iceta se decida por votación electrónica secreta, ya que este sistema contempla el voto negativo, algo que no admite la votación nominal por papeletas.

Si el Parlament, que preside el republicano Roger Torrent, aceptara el sistema propuesto por los socialistas, Miquel Iceta conseguiría ser designado como senador autonómico mañana jueves y sortearía de este modo el veto anunciado por ERC este miércoles por la mañana, lo que abriría la puerta a que se pueda convertir en el próximo presiente de la Cámara Alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *